Interiores


Este monasterio sorprende por la belleza y encanto de sus estancias. El monumental recibidor principal, da paso al resto de estancias decoradas con muebles de los siglos XVII y XVIII y que albergan una importante colección de tallas religiosas de los siglos XV al XVIII. Especial mención merece la biblioteca, formada por  libros y manuscritos de los siglos XVI al XVIII.

El bello claustro interior alberga un pequeño museo de azulejos hispano árabes de los siglos XIV al XVI.